EL CAMINAR (Abril)

Viernes 15 de abril de 2016. Pamplona.

Canaliza: Mireia Adelantado Franch.

 

EL CAMINAR

 

   El caminar en el Camino no es una experiencia ardua. El caminar es el paseo del Alma por los estados más avanzados para la evolución armónica de su semilla.

   La forma de caminar moldea cada paso del Camino, no la ligereza o dureza del Camino, que no es tal.

   Sufre aquel que le niega a su semilla el caminar desde la honestidad de lo que ES: Semilla en acción con todo su potencial disponible para tomar cada paso del Camino como la pureza que representa para la evolución de su Ser. Transita con alegría el que no comenta el Camino, el que lo toma con cada uno de sus pasos sin juzgarlo.

   Cada piedra, cada surco, cada árbol, cada flor y cada bandido son pureza del Camino para ese Ser en completa dedicación y vocación de luz armónica.

   El pájaro anima al caminante a caminar pero algunos caminantes le indican al pájaro, con mayor o menor grado de enfado, que deje de molestar. De este modo, esos caminantes marcan su forma de caminar el Camino.

   El enfado es la mayor prueba que un Ser se auto-impone. El enfadarse le supone a ese ser transitar el Camino con astillas en los pies, sintiendo así el caminar como una prueba de mala voluntad de su Creador.

   Mas, no es el Creador, ni el Camino, es la forma de caminar lo que entraña dolor en su caminar.

   El enfado autogenerado crea dolor en el Camino, pues se convierte en la forma de caminar.

   El que siente enfado decide que todo aquello que se dibuja en su camino es hijo del enfado y lo tiñe de ese color. Algunos de estos caminantes al ver otros caminos creen que son mejor que el suyo pero siguen tiñéndolo todo de enfado, llamándolo, en este caso, desigualdad y/o injusticia, creyendo que los demás son premiados y él castigado. Entonces consideran que su fortaleza se encuentra en el saltar esos obstáculos que ellos mismos han generado pero que han tintado de generados por su Creador, y caminan desesperados por generar más obstáculos para justificar y ampliar su enfado diciendo que caminan en busca de la felicidad contra el dolor del mundo generado por el injusto y selectivo Creador. 

   ¿Existe tal injusticia y selección por parte del Creador? ¿O es la forma de caminar de ese ser quien crea esas huellas en el Camino a transitar?

   Siempre hay un Camino alternativo gritan algunos a pleno pulmón, de lo que se deduce que quieren ser oídos por su Creador. En ese grito se encuentra escrito:

   YO MEJOR QUE TÚ. YO CONSTRUYO EL VERDADERO CAMINO QUE ME LIBERARÁ DE LAS ATADURAS QUE TÚ ME IMPONES CRUELMENTE SIEMPRE BUSCANDO MI DOLOR Y MI SOLEDAD. TÚ PRETENDES VERME FRACASAR.

 

  Este mensaje forja asperezas en el caminar de ese ser, que se lamenta de lo que pudo ser y no fue, porque según él su Creador no lo permitió.

  Creador y creación no son la misma fuente.

  Creador solo hay Uno, creaciones tantas como lamentos del ser que camina.

  Se alegra el pájaro cuando un Ser que camina toma la vibración emitida en ese canto como un acompañamiento en el caminar, y, en ese tomar, pájaro y caminante se funden en el Camino. Al no rechazarse mutuamente y tomarse tal y como son: pájaro y caminante, y no otra cosa, retoman lo que Son y lo ponen al servicio del Camino que ambos están transitando, y otros se unen a su caminar.

   La Unidad consiste en no negar que el Camino es en función de la forma de caminar y no a la inversa. Que el Creador no piensa ni como lastimar al caminante, ni como éste debe andar. Pues el Creador ES, no piensa, ES.

   Defenderse del Creador es ir caminando sin pies y lamentarse de ello, poniendo su nombre como el verdugo que no es y nunca fue.

   Sin embargo, cada ser posee sin condición, libertad en su forma de caminar y en su forma de volver a formar parte de la Verdad con conciencia de Unidad, de no separación. No sin antes volver a mirar su forma de caminar.

   No es el Camino lo primero que hay que mirar sino la forma de caminar.

   Un pez está llorando porque se encuentra fuera del mar. ¿Es el pez quien se ha ido del mar o es tu mano quien ha modificado su forma de caminar?

   La atención plena en la forma de caminar determina el Camino a caminar.

   Todo el acompañamiento para el caminante está dispuesto con la máxima entrega. ¿El caminante lo tomará como tal? ¿O lo transformará en uno o varios enemigos a los que eliminar? ¿Qué paso cambia el Camino a transitar el tuyo o el mío?

    La Fuente de Amor Incondicional no modifica, AMA.

¿Amas tú? ¿O modificas? ¿Tomas tu forma de caminar como el gran regalo de Amor Incondicional que ES? ¿O la conviertes en el mayor dolor existente negándote la capacidad de en cada huella sentir la paz de ser Verdad? 

   Camina sin lastimarte tomando conciencia de tu forma de caminar. Haz que otros vean en ella su propia forma de caminar. No te escondas ni dudes de tu capacidad, pues en tu Camino sólo hay amistad.

   Escucha el canto del pájaro vibrar y ocupa tu lugar en el Camino, siendo consciente de tu forma de caminar y, no hallarás dificultad ni desigualdad sino más caminantes como tú, que deciden que su forma de caminar no es fruto de la voluntad de otro, sino de su propia voluntad.

   El Camino no es un enemigo.

   El Creador no es un criminal.

   Tú no eres un pobre vagabundo.

   Tú decides tu forma de caminar.

   Valora el regalo de poder tomar esa decisión, mi querido hermano.

 

Yo camino

y decido mi forma

de caminar en

la Única Voluntad.

Esa es mi decisión

y mi única voluntad.

 

María.