FLORECER (Octubre)

Viernes 21 de octubre de 2016. Pamlona.

Canaliza: Mireia Adelantado Franch.

 

FLORECER

 

   La flor que somos se muestra en cada paso del florecer, ni antes ni después.

   En cada paso del proceso de florecer se encuentra la flor, no únicamente en la visión final de la flor.

   En cada paso del florecer se halla la flor intacta, íntegra, resplandeciente, llena de vida.

   Florecer es ser flor a cada paso, desde mucho antes de ver la semilla, hasta mucho después de la pérdida de la visión de la flor.

   En los procesos sutiles, no visibles, se halla el florecer de la flor.

   Abrazad el florecer completo para sentir la flor que sois. Desde antes de la visión que tenéis de vosotros, hasta después de la visión que creéis que tenéis de vuestro florecer.

   La línea continua del florecimiento es real, no visible en todo momento para vosotros, REAL.

   En cada paso del florecer de la flor que sois-somos, se hallan: la tormenta, el sol, la nube, la brisa, la tierra, el agua, la cáscara de la semilla, el recorrido de la hormiga, el color de los pétalos, el aroma, y todos los florecimientos de todas las flores que veamos o no. Lo queramos o no.

   Abrazad el florecer completo para que vuestros pasos sean el fruto del florecer continuo, sin recorte ni confusiones.

   Alegraos de ello a la vez que nutrís con vuestra alegría el florecer universal.

   La alegría es nutriente para vosotros y para nosotros del florecer conjunto.

   Cada vez que un ser en su florecer se alegra, los demás seres en su florecer sienten alegría.

   Florecer no es tomar la flor, es ser la flor en cada paso del florecer sin excluir nada.

   Ahora retomad el florecer íntegro en vosotros sin demora. Sin creencias, desde el florecer hacia el florecer, pasando por el florecer.

   Las expectativas os alejan del florecer. Mientras este se da, vosotros lo buscáis en otros lugares y en otras cosas, de otras formas.

   Abrazad de nuevo el florecer tal y como es y las expectativas se desvanecerán en él.

   Florecer en y desde el ser no tiene límites, por ello la mente humana no lo puede nombrar. No lo puede moldear. Puede querer hacerlo pero no hacerlo.

   No os perdáis en la falsa creencia de que podéis controlar vuestro florecer. 

   No es real.

   La flor es en el florecer, no dirige el florecer.

   La flor es gestada en el florecer, materializada en el florecer y se desvanece en el florecer. Y sigue floreciendo. Los ojos humanos son una ventana, no son la única ventana. No despreciéis las demás ventanas, no la magnifiquéis.

   Cada ventana aporta una visión del florecer. Uno de los pasos, donde todos están incluidos aunque no los podamos ver.

   Los ojos humanos son limitados a la ventana que son.

   Así como una casa, cada una de las ventanas que la abrazan le muestran una visión del paisaje, no la visión total.

   Tomad los ojos humanos como la ventana que son.

   Tomad el florecer desde la flor que sois, no desde la flor que creéis o queréis ser. Solo de esta forma el florecer real abrazará al Amor que la gesta, acuna, sostiene, alimenta y ama sin desear nada.

   Recobrad la paz del florecer en la floración.

   La flor que somos en cada paso del florecer en la floración, no siempre visible a los ojos humanos. Abrazad la invisibilidad de la floración conjunta es un don. Tomadlo.

   Un don de paz.

   Amaos en cada paso del florecer como la flor que ya sois.

   Nosotros vemos la flor que sois-somos en el florecer conjunto.

   Vuestro florecer es nuestro florecer. La alegría es una.

   Retomad el orden del florecer aunque os resulte extraño, lejano, incomprensible o duro.

   El florecer no es esas ideas que tenéis o podéis tener de él.

   Recordad ese florecer es en cada paso visible o no. La flor que sois-somos siempre es en él.

 

                                                            Florecer es

                                                            vivenciar la profundidad
                                                            de la Flor que 
                                                            sois-somos en
                                                            común-unión.

 

   Nuestra alegría de compartir este mensaje en el florecer conjunto.

   

SANAT KUMARA ( HERMANDAD BLANCA)