LA REENCARNACIÓN (Noviembre)

Martes 22 de noviembre de 2016. Pamplona

Canaliza: Mireia Adelantado Franch.

 

 

LA REENCARNACIÓN

 

   La línea de vida de un ser no es finita. El cuerpo físico es materia que muestra un proceso de aprendizaje al ser. La materia no es principio y fin para ese ser, es un proceso de caminar por el sendero de conexión con él mismo y con todos los seres desde otra perspectiva. No la única y última, una perspectiva más.

   ¿Por qué y para qué reducirlo todo a la materia como principio y fin?

   Porque creemos que sabemos que es lo mejor y lo peor, porque somos arrogantes, porque queremos gobernar nuestros procesos y los de los demás. Para seguir con la ilusión de poder encontrar el elixir inmortal: ganar la batalla a la muerte.

   La muerte es un don, poder caminar por el sendero de la muerte sintiendo el don que es para cada ser, es el mayor regalo que nos podemos ofrecer. Despedir a la materia sin miedo, con la alegría del recorrido compartido, tomando lo aprendido y soltando el control sobre todo para abrazar a la muerte como el don que es. Como parte del recorrido a recorrer, como el paso siguiente, como la confirmación. No fin.

   Soltando los apegos materiales, soltando las creencias de posesión, de gobernabilidad sobre el cuerpo y sobre los demás. Soltando la materia desde el abrazo al ser.

   La muerte es un portal no el paso final.

   Como aquel que atraviesa la puerta para continuar caminando hacia la única visión: la continuidad. El paso siguiente siempre es amor y más amor.

   La reencarnación es el don de reencontrarse desde la materia de forma infinita con todo y con todos siendo el ser que se es, sin poseer la materia. Acogido y acunado por ella en cada momento.

   La reencarnación no forma parte de ninguna religión, no es propiedad privada. Ni es una idea de alguien plasmada en un cuento para leerlo y predicarlo. Es una forma más de caminar del ser hacia el infinito del ser.

   El camino de la reencarnación, no es plano o abrupto. Es un camino de conexión y de expansión. No se refiere al principio y fin una y otra vez, es continuidad. No se corta, ni se pierde. Continúa.

   Una vez, dos veces, tres veces, a la vez,...el camino de la reencarnación no es limitado.

   ¿Podemos estar caminando el camino de la reencarnación en varios cuerpos a la vez? Vuestra mente os limita, responder vosotros mismos esa pregunta desde vuestro corazón, no desde vuestro pensamiento limitado.

   Si es así, significaría para vosotros el fin de la falsa creencia de muerte. Observar vuestra respuesta desde el lugar que llega y en qué lugar os coloca.

   Tomar conciencia de vuestra respuesta y el alcance que tiene en vuestro día a día. En cada uno de vuestros pasos. Tomaos tiempo para responderla. Un día, dos, tres, ... tiempo para comprender el alcance de vuestras creencias.

   Tomar conciencia de vuestra idea de reencarnación para comprender desde donde camináis en la materia y hacia donde os lleva ese caminar.

   La vida es presencia, nunca ausencia, aunque no la vemos la semilla está germinando de forma continua.

   Hemos creado microscopios para ver todos los procesos, incluso de los más diminutos seres ¿Para ver? ¿Para copiar? ¿Para controlar? ¿Qué buscamos con ello?.

   La vida no depende de nosotros, nosotros formamos parte de ella. Ese es nuestro lugar. La vida es la madre y nosotros los hijos no somos sus creadores, ni depende de nosotros.

   Coloquémonos en el lugar que nos corresponde desde nuestra voluntad.

   No insistamos más en querer manipularla decidiendo lo que está bien y lo que está mal. La vida no desecha nada. Incluye todo y a todos. Tomemos el ejemplo de ella. No queramos cambiarla a ella.

   Soltemos la ilusión de control sobre cualquier cosa, pues es fruto de la ilusión, de la creencia de que somos Gobernadores, por lo tanto de forma inconscientes gobernables.

   Somos amor, amados y acunados por la vida. Amémonos sin miedo, en todas las formas del proceso de vida, reencarnación incluida.

   Como la línea continua que somos, unidos a todo y a todos de forma infinita.

   ¿Quieres caminar siendo el ser que eres sin límite por el camino continuo de la vida en todas sus formas?

   ¿Quieres sentir la fragancia de la reencarnación como la flor que es para ti y para todos?

   ¿Qué quieres?

 

 

Desde lo no      

finito que soy.

 

SANAT KUMARA