TRANSFORMAR.SE (Junio)

Viernes 17 de junio de 2016. Pamplona.

Canaliza: Mireia Adelantado Franch.

 

TRANSFORMAR.SE

 

   Volver a la forma original contando con uno mismo para ello, es el fruto de la transformación. La única forma es en armonía con todo y con todos siendo uno con ellos y en ello.

   La forma original es el fruto de la única Verdad que existe. Fructifica en la esencia, no en la ausencia. Muchos creen que si se vacían serán el fruto esperado de la alegría del ser.

   Creen y creyendo se creen mejores que los demás, y les dicen:

   “Yo ya me he transformado en lo que soy, mírame”.

   Y les muestran una falsa imagen de ellos, una creación.

   La verdadera forma de transformarse es en la acción del ser en la materia.

   Volver a la forma original requiere de la re-visión de los códigos adquiridos a lo largo de las encarnaciones, no existe otra forma. Aquel que quiere que sea diferente la forma de transformarse, cae una y otra vez en su propia trampa: creer que la transformación puede ser de otra forma.

   El gurú es aquel que cree que se transforma él a él mismo y al creerlo se abandona de él.

   Él es fruto de la única transformación posible, y quien lo posibilita no es él sino la forma original que él es. Creyendo que es de otra forma se malcrea un espacio en su interior de códigos abruptos que modifican su conducta y le hacen creer mejor, más grande, más poderoso y que puede gobernarse y gobernar a otros. Por todo ello se autodenomina “gurú”.

   De esta forma abandona claramente a ojos de todos la verdadera forma de transformarse, y con ello abandona su revisión.

   La revisión es necesaria para transformarse y contar con uno para llevar a cabo el resultado de la revisión: la verdadera forma de transformarse. No hay otra.

   La magia no es lo que todos creen que es magia. La magia reside en el ser que es y se invita a transformarse una y otra vez a través de una revisión sincera en el alma madre. Si no existe tal sinceridad profunda en el alma madre no existe ninguna forma de transformarse.

   Existe invención, no transformarse.

   Nadie se inventa de nuevo. Solo desde la revisión en el alma madre adquiere el ser la verdadera visión que acelera la transformación, el regreso a la forma original.

   Muchos hombres que se creen sabios generan confusión para que otros se crean su sabiduría y no lleguen a transformarse, creando de esta forma una legión de desencarnados: seres que se creen dioses, tocando tan solo la Tierra, la materia, con la punta de sus pies. A eso ellos le llaman “elevación espiritual”.

   Llaman espiritualidad a un sinfín de términos y creaciones que no son espiritualidad. Y alimentan con ello falsas formas de vivir ese término.

   Espiritualidad, espiritual son palabras llenas de significado, un significado que esos seres creen haber borrado de la Tierra y con ello creen haberse llevado a su territorio el control de otros seres que los siguen con la misma venda en los ojos que ellos.

   Esa venda es la creencia de superioridad sobre el resto, a eso ellos le llaman ser un ser espiritual, y vivir en la espiritualidad del ser. ¡Cuánta falsedad se oculta en sus mensajes! ¡Cuánta sensación de alumbramiento reivindican con sus frases y parafrases! ¡Cuánta ironía esconden sus alabanzas! ¡Cuánta congoja expresa su corazón!¡Cuánto miedo oculta su identidad creada de falso gurú!

   ¡Despertad en la Tierra al verdadero transformarse, volver de nuevo a la forma original que siempre es, en nosotros!.

   El verdadero transformarse no depende de la repetición de una frase, ni de auto convencerse de que uno es capaz de reinventarse. Es en el ser, que se adquiere la única forma de transformarse. En el ser que no quiere nada de nadie, ni siquiera de él. Que no exige, que no roba, que no se oculta, que no se crea, que no quiere porque no necesita.

   El ser que ve y que por lo tanto quiere seguir viendo no necesita un guía autodenominado “gurú” para llegar a transformarse.

   Mirad a que, a quienes, gurú, gurús, dais vuestra mano para de esta forma no permanecer en la esclavitud al hombre.

   Todo es y está a vuestro servicio desde la sencillez sin nombres. La abundancia es y brota sin cesar en cada rincón. No hay necesidad de hurgar en ningún sitio, en el ser y desde el ser se halla la verdadera forma de transformarse. De él emerge cuando soltáis la mano a todo pensamiento que crea un “gurú” para poder transformarse.

    Si soltáis ese único pensamiento de creencia de necesidad de un gurú para elevaros de forma espiritual para poder acceder a la transformación, la encarnación que estáis transitando sembrará en vosotros todas las semillas necesarias para que la espiritualidad del ser renazca en la verdadera y única forma de transformarse.

   Volver a la forma original es SER UNO CON TODO Y CON TODOS AL UNíSONO. Y no separar la Tierra entre gurús y otros…

   Ser lo que ya sois en armonía con todo y con todos sin esperar esa mano que creéis algunos que iluminará el camino a transitar pues en la forma de transformarse real  todo ya es y está previsto. Y nada ni nadie puede modificarlo, aunque se invente una forma de transformarse quedará en invención ante la inmensidad de la verdadera forma de transformarse.

   Volver a la forma original, no solo es verdad y real sino que es, a pesar de todos aquellos que se quieren interponer. Reflexionad sobre ello en compañía del UNO.

   En la Tierra es real todo aquello que se desprende de la verdadera forma de transformarse.

   La llamada es desde y en el ser. No en adquirir capacitaciones para la transformación. Ni títulos, ni permisos, ni ninguna otra forma de creación mental. Desde y en el ser la única forma de transformarse brilla sin necesidad que otro ser se otorgue la propiedad de hacerle brillar. Desde y en el ser, la única y verdadera forma de transformarse se opera a tiempo real, en armonía con todo y con todos. Desde y en el ser, la forma de transformarse adquiere su forma ilimitada. Volver a la forma original no depende de nada. Ya es.

   Recíbela, acógela, tómala, experiméntala y expándela. Desde el ser no desde el tú o el yo. Desde el único ser que tú eres. La Unidad.

   Nada de lo demás es real. Si te quieren convencer de lo contrario, hay algo que no quieres mirar. Tómalo como una ventana abierta a revisar tu acción encubierta.

   Retoma el ser, desde el ser y revisa las actuaciones que has descompensado para recuperar la forma original.

 

                                                   Transformarse

TRANS

                              FOR

                              MAR

                               SE 

        flecha 2.pngES

                                                                        

 

                                                Mi amor es, desde

                                                la forma original,

                                                la única posibilidad

                                                de ser. Y no otra.

 

 

Jesús.